top of page

El poder de Hygge

Cómo el concepto danés puede ayudarnos a manejar la tristeza y encontrar la comodidad en nuestras vidas diarias



La tristeza es una emoción común, primaria y obligatoria que todos experimentamos en algún momento de nuestras vidas. A veces, la tristeza puede ser transitoria y pasajera, mientras que otras veces puede ser más persistente y debilitante. La tristeza puede surgir de diversas situaciones, como la pérdida de un ser querido, una ruptura, problemas de salud mental o simplemente la tensión diaria.

Aunque la tristeza puede ser difícil de manejar, hay estrategias efectivas para gestionarla. En este artículo, explicaremos algunas de estas estrategias y cómo el concepto danés de hygge puede ayudarnos a manejar mejor nuestros sentimientos de tristeza.


¿Qué es el Hygge?


Hygge es un término danés que describe una sensación de comodidad, calidez y bienestar que se siente al estar rodeado de amigos y familiares en un ambiente acogedor y agradable. El término no tiene una traducción directa al español, pero se puede entender como una sensación de confort, bienestar y felicidad en el presente.

El hygge puede ser experimentado en cualquier momento, pero se asocia especialmente con las largas noches de invierno en Dinamarca, cuando la gente se reúne en interiores para compartir comidas, bebidas y conversaciones en un ambiente cálido y acogedor. El hygge se puede lograr de muchas maneras, como encender velas, disfrutar de una taza de té caliente, leer un buen libro, compartir una cena con amigos cercanos, entre otros. El hygge también es un enfoque de vida que busca encontrar la felicidad y la satisfacción en las cosas simples de la vida, en lugar de buscar constantemente nuevas experiencias o adquirir bienes materiales. A través del hygge, los daneses valoran las relaciones interpersonales, la conexión con la naturaleza y la apreciación de los momentos cotidianos que a menudo pasan desapercibidos. Recomendaciones para la gestión de la tristeza a través del hygge

  1. Reconoce tus emociones El primer paso para gestionar la tristeza es reconocerla. A veces, es tentador ignorar o reprimir nuestros sentimientos, pero hacerlo solo puede empeorar las cosas a largo plazo. En lugar de eso, es importante tomarse el tiempo para reflexionar sobre nuestros sentimientos y aceptarlos.

  2. Encuentra formas de expresar tus emociones Una vez que hayas reconocido tu tristeza, encuentra formas de expresar tus emociones. Esto podría incluir hablar con alguien de confianza, escribir o practicar alguna forma de hobbie constructivo. Expresar tus emociones puede ayudarte a procesar y liberar sentimientos.

  3. Practica la autocompasión Es importante ser amable contigo mismo cuando te sientes triste. Practicar la autocompasión puede incluir darte tiempo para descansar, hacer cosas que te gusten o simplemente permitirte sentir lo que sientes sin juzgarte.

  4. Ejecuta el hygge. Encuentra la belleza en las pequeñas cosas simples de la vida, como una taza de té caliente, una manta suave o una cena con amigos y familiares. En momentos de tristeza, puede ser útil encontrar la belleza en las pequeñas cosas que te hacen sentir bien. La clave está en el confort.

  5. Bienestar personal. Cuando te sientas triste, haz cosas que te hagan sentir bien contigo mismo. Esto podría incluir hacer ejercicio, cocinar una comida que te encante o salir a caminar. Al hacer cosas que te hacen sentir bien, puedes aumentar tu autoestima y ayudar a mejorar tu estado de ánimo.

  6. Buscar Apoyo. No tengas miedo de buscar apoyo cuando te sientas triste. Habla con amigos y familiares cercanos, busca ayuda profesional o encuentra grupos de apoyo en línea o en persona. Buscar apoyo puede ayudarte a sentirte menos solo y darte la oportunidad de hablar sobre tus sentimientos con personas que entienden lo que estás pasando.

La tristeza es una emoción común que todos experimentamos en algún momento de nuestras vidas. Si te sientes triste, es importante reconocer tus emociones, expresarlas, practicar la autocompasión, encontrar la belleza en las pequeñas cosas, hacer cosas que te hagan sentir bien contigo mismo y buscar apoyo. Además, el concepto danés de hygge puede ser un buen aliado para gestionar la tristeza de forma saludable.


Referencias: Wiking, M. (2017). The Little Book of Hygge: Danish Secrets to Happy Living. Penguin UK. Bohn, K. (2019). Hygge: A Danish cultural construct in search of its identity. Journal of Intercultural Communication Research, 48(3), 229-245. Johannsen, S. (2016). Hygge–a Danish cultural phenomenon between national branding and everyday life. Scandinavian Journal of Hospitality and Tourism, 16(1), 1-14. Petersen, L. R., & Frandsen, K. (2019). Hygge: Cultural appropriation as a marketing tool. Journal of Macromarketing, 39(1), 108-119.


83 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page